El posicionamiento orgánico o SEO se divide en dos grandes pilares. El primero es el SEO OnPage, que son todos los aspectos dentro de nuestra propia web que el algoritmo de Google tiene en cuenta en el posicionamiento. Es decir, todos los factores que tienen que ver con contenido, código y demás elementos de nuestro dominio.

Por otra parte, tenemos SEO OffPage o SEO Offsite que son todos los aspectos externos a nuestra web que Google tiene en cuenta a la hora de posicionarnos y que no podemos controlar directamente, pero sí que debemos tratar de incidir positivamente para optimizar también esta parte del SEO de nuestra web.

Básicamente el SEO Off Page comprende todos los factores de posicionamiento externos, es decir los que no pertenecen “a tu página” y teóricamente no puedes controlar de forma directa mediante el SEO On Page.

Aunque el SEO On page es fundamental para crear una buena base de posicionamiento, la mayor parte de los factores que influyen en el ranking de una página se basan en la Optimización Off Page.

Y como los enlaces tienen tanta importancia para el posicionamiento, es normal que el SEO Off Page tenga como objetivo principal conseguir o facilitar que otras páginas enlacen a las tuyas.

Objetivos del SEO OffPage

Visto que el SEO OffPage es algo más que Link Building, veamos a continuación que otros aspectos debemos contemplar en una estrategia integral de SEO OffPage:

Disponer de una estructura de enlaces entrantes desde sitios web de relevancia, principalmente relacionados con nuestro sector aunque no necesariamente, que a su vez nos otorguen autoridad y popularidad, al transmitirnos parte del Link Juice de los sitios de origen, además de convertirse en una importante fuente de visitas cualificadas.

Conseguir mayor visibilidad y notoriedad dentro de nuestro sector, independientemente de que pueda aportar más enlaces a nuestra estructura. Es decir, que seamos conocidos y reconocidos en sitios web de prestigio afines a nuestra actividad o al perfil de nuestro público objetivo.

Tener mayor representatividad y difusión en las Redes Sociales que aporten valor añadido a nuestra actividad; esto es, no limitarnos a tener presencia simbólica en las RRSS, sino una presencia dinámica en aquellas que tengan sentido para nuestra actividad y que frecuente nuestra audiencia.

Desarrollar una marca de confianza dentro de nuestro sector, que nos haga llegar visitas cualificadas, ya sea a través de enlaces externos o cualquier otro medio (como búsquedas orgánicas, perfiles sociales, anuncios patrocinados o directamente por la marca) que puedan utilizar los usuarios.