Una página web es el vínculo que respalda la información de tu empresa y las redes sociales se encargan de dar mayor difusión a dicha información.

Las redes sociales han impactado de manera sobresaliente en el mundo de los negocios. Entre las más utilizadas se encuentran: Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, Linkedin, Pinterest, entre otras…

El uso de estas redes ya no es sólo un canal de comunicación social, sino que además han venido a contribuir con la mejora y el desarrollo de negocios, se han convertido en una plataforma para que las empresas tengan un contacto más frecuente con sus clientes, a la vez que interactúan mediante la creación de contenido que pueda ser de interés para todos ellos.

Pero ¿Qué ha sucedido entonces con los Páginas Web? ¿Será aún necesario que las empresas desarrollen o rediseñen su página web? La respuesta sin lugar a dudas es sí. Existen varias razones por las cuales a pesar del éxito que tenga nuestra empresa en redes sociales es de vital importancia que aún tenga en cuenta una página web.

Por ejemplo, la ventaja de una página web es que en él, la empresa puede tener mayor control sobre el contenido y publicaciones que ahí se realizan. Mientras que las redes sociales se encuentran susceptibles a que alguno de sus seguidores publique contenido que puede perjudicar en gran medida la reputación de la compañía, ya sea mediante las publicaciones constantes sobre quejas o alguna difamación mal intencionada.

Además si una página web tiene alguna falla, la solución es mucho más simple de encontrar a comparación de una red social, en una página web bastará con hablar con los desarrolladores del sitio para saber que está provocando ese problema, mientras que, si una red social falla en alguna de sus funcionalidades, no existe ninguna persona que pueda ayudarnos a identificar el problema.

La página web siempre será de nuestra pertenencia, nosotros decidimos qué información podemos agregar y cual otra modificar o eliminar, controlamos además el diseño de la página y hasta el posicionamiento que deseamos tenga en Google.

Siguiendo este punto del posicionamiento web, hoy en día cualquier página web debe estar posicionada en Google, el seo es la práctica que tiene como resultados ubicar una página web en los primeros resultados de búsqueda,  gracias a esta práctica nuestra página web tendrá más visitas, más interacciones y claro; más conversion.

Puedes ver como trabajamos el seo y cuáles prácticas utilizamos, haz click aquí.

Sin embargo, no se trata de ver cuál opción nos conviene más, lo importante radicará siempre en nuestras estrategias, si éstas no se encuentran bien planificadas y debidamente enfocadas, probablemente tendremos muchos problemas tanto en redes sociales como en las páginas Web.

En resumen, el beneficio más grande de una página Web, es que es el vínculo fuerte que respalda toda la información de tu empresa, mientras que las redes sociales se encargan de dar una mayor difusión a dicha información.

La clave se encuentra en el equilibrio óptimo que se debe tener entre ambas herramientas, pues la conjugación correcta de las mismas será un factor de éxito notorio que contribuirá al crecimiento de la participación en el mercado de las empresas.

Recuerda que en Marketing Lógico tenemos los dos servicios disponible, descubre cuál página web podemos hacer por tu empresa o solicita ambos servicios.