La tecnología Full HD para la impresión flexográfica, expone las planchas con una luz constante, a diferencia de las lámparas de otras máquinas de exposición; además, dispersa el color durante la exposición disminuyéndolo.

Una de sus ventajas es que combina la alta resolución con la exposición del UV en línea para evitar la acumulación de oxígeno, lo que permite lograr un punto plano y consistente, con una forma más definida que si se copia en un ambiente con exposición al oxígeno.

Esta tecnología está pensada para lograr mayor consistencia en las densidades de sólidos, así como para combinar distintos cambios de densidades en un mismo pliego, por ejemplo contraponer zonas de altas luces y sólidos fuertes, un proceso que se logra gracias a la utilización de microceldas.

Fuente